Patata de Álava

A falta de finalizar completamente la cosecha de patata de Álava de esta campaña, Udapa hace un balance positivo de la misma, ya que ha sido un año de producciones medias que rondan los 40.000 kg/ha, y la calidad del producto recolectado ha sido muy buena, por lo que la gran mayoría de las patatas se comercializarán bajo el sello de Eusko Label.

Este año el principal protagonista de la campaña ha sido la climatología, puesto que ha marcado profundamente el desarrollo del cultivo y su recolección. “Las lluvias sufridas en el mes de abril ocasionaron muchas pérdidas de semilla, que en algunos casos se “solucionaron” con resiembras. Esto ha generado muchas diferencias en cuanto a la tuberización entre unas fincas y otras, y por lo tanto gran variación en el calibre”, explica Ignacio Juanche, director de Agronegocio de Udapa. “Esto, acompañado de los calores sufridos durante el mes de julio, ha hecho que la recolección se haya adelantado quince días con respecto a un año normal”.

A pesar de ese inicio de campaña tan temprano, a día de hoy, todavía no se ha podido concluir la recolección al 100% debido a las lluvias de estas últimas semanas, quedando en el campo unas 30ha por recoger, hecho que está generando bastante preocupación y nerviosismo entre técnicos y agricultores. “Esperamos que la climatología nos dé un poco de tregua y podamos tener todas nuestras patatas almacenadas en las cámaras lo antes posible”, comenta Juanche.

Por otro lado, este año ha sido el primer año donde la campaña ha estado centrada únicamente en el almacén de Zuazobidea, “y podemos decir que ha sido un éxito ya que tanto el personal, como las instalaciones están correctamente diseñadas para recibir todo el volumen de nuestros productores”, asegura satisfecho el director de Agronegocio.